Translate

martes, 21 de febrero de 2017

"La naranja podrida"
Por: Taimí Antigua Lorenzo


                                                                         (foto tomada de internet)

“…y cuando desperté…la naranja mohosa todavía estaba allí”. Trataba de mantenerse encima de otras naranjas más pequeñas y sumisas. Sobre el colorido mantel tejido que cubría la mesa se esparcían los aguacates, dátiles, almendras, uvas, manzanas, bananas y albaricoques expulsados del enorme frutero de cristal. Casi todos estaban magullados o con la corteza raída por la riña continua. Desde una esquina de la mesa una enorme piña apolismada observaba tratando de sostener una corona ladeada…muchas otras frutas habían caído de la mesa y yacían alrededor lamentando su suerte, otras aún trataban de agarrarse al mantel deshilachado y gritaban llenas de ira. En medio del caos, de repente pasó un gato negro, se enredó con el mantel ¡y todo se vino al suelo…!“Pasado, pasado mañana, o cuando pase mañana… cuando me despierte de este desorden en casa, de la naranja mohosa sólo quedará una cáscara seca…y una fruta fresca estará en su lugar”, para alegría de aguacates, almendras, dátiles, uvas, manzanas, bananas, albaricoques y otras frutas más…mañana…

domingo, 19 de febrero de 2017

Paseo en trineo de perros, Escapade Skimo

"Paseo en trineo de perros, Escapade Skimo"

 Por: Taimí Antigua Lorenzo



Uno de los paseos más emocionantes, sino el más excitante, de los que hemos disfrutado en Canadá fue el de la visita a una granja familiar en la región conocida como “The Outaouais”, ubicada a unos 75 km al norte de Ottawa. Se trata de Escapade Skimo, donde ofrecen varios tipos de excursiones. Las hay de solamente 2 km de recorrido y otras de dos horas de duración. 


Entre las más largas hay una de 24 horas a través de los bosques, que incluye un recorrido que toma entre 1 y 1 ½ hora aproximadamente a lo largo de 15 km. También hay otros paquetes que son para excursiones de 24 horas y de hasta 4 días, con comidas y campamento nocturno. En las mismas se aprende a alimentar a los perros huskies y a ponerle los arreos.




http://www.escapade-eskimo.com/dog-sledding.html

Los paquetes incluyen una explicación sobre cómo conducir el trineo de perros y de apreciar el proceso de llevarlos hasta el trineo y colocarles sus arreos con seguridad. También los gritos de: ¡Okey! para que “salgan corriendo”, o de ¡Uooo! para que “frenen”…(ejem ejem...algo similar a estos sonidos).

En la granja hay una casa con recepción, baños, y un acogedor salón donde se ofrecen variados tés y chocolate caliente a los visitantes.



Tras saludar a la familia dueña del lugar, lo primero que uno hace al llegar es ir al sitio donde está el trineo y comenzará a disfrutar el proceso de "preparación". Uno de los ayudantes traerá en breve un pequeño camión con un remolque con una jaula metálica donde vienen los perros esquimales encerrados en compartimientos con pequeñas ventanas. 




Nos explican que aunque los perros están hambrientos, no se les da de comer hasta que terminen la carrera ya que ello significa un esfuerzo enorme para los animales, pero no sufra, ellos son muy atléticos y “están hechos para resistir y para correr”. 




Cada trineo está concebido para arrastrar a unas tres personas (aunque pueden arrastrar unas 600 lb).Son ligeros, hechos de una madera muy flexible y resistente. Ha de tenerse en cuenta que el camino a recorrer es irregular, lleno de curvas y desniveles por donde el trineo incluso puede “volcarse” literalmente.




Causa mucha impresión ver a estos fornidos perros esquimales pues de verdad lucen, y de hecho son, los primos hermanos de los lobos…y cuando te sabes desconocido y que ellos tiene hambre…İpues vamos! Yo estaba observándolos con bastante miedo…İtienen unos colmillazoooos!!!!



Sus cuidadores los conducen de uno en uno hasta el trineo, los van atando a su posición, de atrás hacia delante, tres a cada lado, y de último amarran al “líder” del grupo. Es impresionante ver lo obedientes que son con sus amos, a pesar del aspecto aterrador que pueden ofrecer a los turistas. Así que amigos, ¡no se me asusten mucho que están bien controlados!

Tan pronto son amarrados, comienzan a tratar de correr, aún en su lugar, lucen como fieras que solo esperan  y viven para correr.




La mañana de enero en que fuimos, la temperatura no era muy baja para la estación, solamente unos -18C, cuando podría ser mucho más baja. Fuimos juntas dos familias, en cada trineo se pueden sentar dos personas, la más pequeña se sienta entre las piernas abiertas de la segunda, y detrás va de pie el “conductor del trineo”. Tras recibir las instrucciones del guía y dueño, éste salió delante en un snowmobile, y unos dos o tres minutos después, a su grito, y a la orden de cada “conductor”, salieron los tres trineos tras el snomobile en una carrera tipo zic- zac entre los pinos helados.


En mi caso, me senté poniendo entre mis piernas a mi hijo de seis años, y mi esposo iba detrás conduciendo. Al salir, una sensación nueva e indescriptible me llenó, me sentía feliz, con esos tremendos animales arrastrándonos sobre la nieve, tan blanca, y se veía, y sentía, todo tan lindo como en un cuento de hadas, y sobretodo...İtan liviano el camino! 



No habían pasado ni cinco minutos cuando escuché que los trineos paraban: İera que mi esposo: “había salido disparado por el aire” en la arrancada! Nuestros amigos se reían a carcajadas. Téngase en cuenta que mi esposo es un hombre muy corpulento de dos metros de altura…¡y fue “lanzado” como una pelota de algodón! İAsí que podrán ustedes imaginar la fuerza que pueden llegar a tener siete fornidos perros huskies juntos!


Tras el incidente, reiniciamos todos el recorrido, sorteando curvas y arbustos, y ¿por qué no decirlo? También tratando de hacer caso omiso al olor de los perros que es muy fuerte; muchos defecan al tener que hacer tanta fuerza y el “olor" de sus excrementos llena el aire. Pero no se preocupen mis amigos, es un inconveniente mínimo si se compara con el placer del recorrido. El corazón me latía al máximo, gritábamos porque pensábamos que el trineo se voltearía en cada curva, a veces a la derecha, otras a la izquierda. El caso fue que al llegar nuevamente a la granja, todos queríamos repetir, nos parecía poco, İqueríamos salir de nuevo! Pero todo allí es muy organizado, el tiempo medido con meticulosidad, y ya los próximos visitantes habían llegado.



Los perros no comen hasta el final de “su jornada laboral”, pero llegado el momento son muy bien alimentados. Les dan carne de res cruda y arroz hervido, probablemente algunos otros alimentos más. Estas explicaciones nos las dieron dos pequeños niños, los hijos de los dueños, cuando nos llevaron al sitio donde tienen a los cachorritos - que de más está decir- “son una belleza”.




Esta raza de perros es tan...pero "tan" codiciada, que muchos cachorros ya tienen dueño antes de nacer. Mientras más pequeños, más adorables…y a medida que crecen: más parecidos a los lobos. 



Sus casetas para dormir está rodeadas de una altísima cerca de seguridad para que no se escapen, y (me parece), que además, los encadenan a ellas de forma individual.



Al final nos reunimos todos en la casa para tomar chocolate caliente y contar nuestras experiencias. También pudimos firmar el libro de visitantes, y después pusimos un alfiler en el mapa para señalar nuestro país de origen y nuestra ciudad. Yo, como buena cubana que no niega sus raíces, puse dos alfileres: İuno en La Habana y otro en Brockville!

martes, 25 de octubre de 2016

"Plan de Alexander para contactar a Joseph"

"Plan de Alexander para llamar a casa de su amigo Joseph"
Por: Taimí Antigua L.

Esta mañana cuando fui a llevarle el desayuno a Alex ¿qué me encuentro? ¡Había diseñado en la pizarra un plan para cogerme el celular! Tenía dos ideas:

1-Cuando yo me fuera para la cocina, ir a la mesita de la sala, cogerlo y escribirle por el Messenger de mi celular a la mamá de Joseph.



2-Si no lo lograba, cogería el teléfono fijo de la casa y la libreta de teléfonos, buscaría el número de la casa de Joseph y llamaría él mismo.




Según sus cálculos, ¡su plan debía funcionar al 100%!, pero llegó mamá y se chivó la cosa!!! ¿Qué me dicen? ¡Creo que va a ser policía o detective!

No obstante, yo quería verlo feliz e invité a Joseph a venir. ¡Tuvieron una excelente tarde jugando en el trampolín!

domingo, 21 de agosto de 2016

“Prohibition Days Festival, Rockport, 2016”

“Prohibition Days Festival, 2016”

Por: Taimí Antigua L.
Fotos de la autora



                                           http://www.insidebrockville.com/brockville-on/
                                           Exposición de automóviles de principios del siglo XX

Este fin de semana se ha celebrado el 4to festival “Prohibition Days” en Rockport, una pequeña villa frente al río San Lorenzo en Ontario. Se hace para recordar el rol que jugaron muchísimas personas durante los viejos tiempos la "Ley Seca" en que, a causa de la prohibición de venta de alcohol, muchos gánsters y sus secuaces lo hacían ilegalmentea través del río, que es frontera natural entre Estados Unidos y Canadá.


Fue un tiempo donde muchas familias se enriquecieron, tiempo de gánsters, de persecución policial, de bellas coristas, bares, y de depósitos escondidos. Específicamente Rockport fue un enclave importante para este tipo de comercio tan perseguido, y cuentan que cuando los gángsters eran sorprendidos tiraban las botellas al río.



Hay varios sitios donde se conservan bajo el agua incontables botellas que han permanecido ahí por casi un siglo. A estos traficantes les llamaban 'River rats'. Hubo muchos escondrijos para almacenar las bebidas como el famoso Castillo de Boldt, ya abandonado en esa época, y que fue nido y escondite de traficantes y gángsters.



También se dice que había un depósito clandestino en el sótano de la iglesia de St. Brendan, ubicada en lo alto de la colina de Rockport.



La ley seca, también llamada prohibición, fue una controvertida medida que  ilegalizó la venta de alcohol. Al prohibirlo y no dar respuesta a la demanda existente, favoreció la generación de mercados negros y dinero negro



Los gánsters conseguían el licor en otros lugares donde se producía, lo introducían ilegalmente y lo vendían para satisfacer tal necesidad a un precio más alto, debido a que la demanda seguía siendo más alta que la oferta.

La prohibición más importante y mediática fue la enmienda XVIII de la Constitución de los Estados Unidos (conocida como Ley Voltead) apoyada por numerosos activistas antialcohol como Carrie Nation. La prohibición provocó un auge considerable del crimen organizado. Un buen ejemplo de esto fueron Al Capone (inspiración de infinidad de películas, como Los intocables) y otros gángsters estadounidenses. 


Un año después de la ratificación de esta enmienda quedaron prohibidas la manufactura, venta, transporte, importación y exportación de licores intoxicantes para ser usados como bebida en los Estados Unidos y en todo territorio sometido a su jurisdicción. Fue ratificada en 1919, derogada en 1933 y ratificada su derogación con la XXI enmienda de la Constitución norteamericana (dentro y fuera de los hogares).

Aquí les dejo algunas de las fotografías de la exhibición de carros de principios del siglo XX.




También hubo un desfile de trajes de época que disfrutamos este sábado 20, y que contó con las palabras de apertura del alcalde de Brockville, David Henderson. También estuvieron presentes diseñadores de moda de New York, muchos turistas y la prensa local.






¡Y el barman, que no podía faltar!




http://www.insidebrockville.com/brockville-on/

martes, 12 de julio de 2016

“El cuento del sancocho”

“El cuento del sancocho”

Por: Taimí Antigua Lorenzo



Estaba muy contenta durante nuestra primera comida en el restaurante del hotel en República Dominicana. Había una enorme variedad de platos, y especialmente esa noche había comida típica. Así que con mucho entusiasmo me serví el famoso “sancocho” dominicano, que es lo mismo que el ajiaco cubano: con carne, yuca, maíz, plátanos y todos los demás ingredientes que conocemos.
Me gustó mucho, y aunque comí otros platos, al final cuando el camarero muy sonriente se dirigió a mí para preguntarme por el servicio, tuvimos esta conversación:
-¿Qué les pareció la comida?
-Muy rica. İFelicíteme al Cheff! Especialmente me encantó el sancocho. Aunque déjeme decirle que en Cuba le llamamos sancocho a lo que comen los puercos, le dije mientras hacía una mueca que me arrugaba la nariz y movía los dedos de la mano derecha con además despectivo.
Ahí mismo Roberto me metió un pisotón y un pellizco en un muslo por debajo de la mesa. El camarero se puso serio y no dijo nada.
Aclarándome la voz y como tosiendo-hum hum-, repliqué:
-Ejem ejem…bueno, pero no es exactamente lo mismo…quiero decir…allá los campesinos les echan a los cerdos una comida muy sabrosa con yuca, plátano y boniato…
El camarero frunció el ceño aún más, y ya se disponía a irse con tremenda cara de ofendido, cuando en un último intento le digo:
-İNo, no…pero a los cerditos cubanos les ENCANTA el sancocho!...Y es más: si pudieran viajar preferirían el dominicano!!!
Roberto quería desaparecer…y solo me dio por mirarlo y decirle:
-”Qué pasó amorcito? ”İFue solo un detalle cultural!”